viernes, 2 de octubre de 2009

Los Robín Hood colombianos

Mientras que el Robín Hood inglés, era defensor de los oprimidos y le quitaba a los que se enriquecían ilegalmente para distribuirlo entre los pobres, en Colombia parece que a nuestros funcionarios públicos nunca les contaron la leyenda o nunca entendieron su moraleja, pues acá se les da a los más ricos para beneficiar a los más pobres.


Por: Melissa Ríos.



Como ya se está volviendo costumbre en nuestro país, surge un nuevo caso de corrupción, en donde para variar, los más perjudicados son las personas que quieren surgir y salir adelante, pero como no cuentan con los contactos e influencias necesarias tienen que dejar sus sueños a un lado. Mientras que los empresarios grandes y acaudalados de nuestras regiones, se ganan fácilmente subsidios destinados para el emprendimiento y desarrollo del agro.


Hace unos días salió a flote, gracias a la revista Cambio, el escándalo sobre los subsidios de Agro Ingreso Seguro, que si bien deberían ser utilizados para promover el crecimiento y reducir la desigualdad en el campo, han sido otorgados a los empresarios y familias más ricas de la costa y el valle, con el argumento según Arias, de que dándole a los ricos se ayuda a los más necesitados. Ridículo ¿no? Teniendo en cuenta que los 72.500 millones con los que contaba el programa, fueron “distribuidos equitativamente” solo en 100 proyectos pertenecientes obviamente, a estas ilustres familias, que según Julián Alfredo Díaz Gómez director de Agro Ingreso Seguro, “participaron en igualdad de condiciones con los demás aspirantes”, ¿podrá ser esto posible? Pues no creo que un campesino normal este en las mismas condiciones o tenga las mismas influencias que los Dávila, Vives o Lacouture, entre otras familias beneficiadas con los subsidios.


Lo que me parece el colmo e inaudito, es que una misma familia reciba más de 5 subsidios, como la familia Dávila, una de las ricas y poderosas del Magdalena, que ha recibido en el último año más de 2200 millones de pesos en subsidios para el riego y el drenaje. O los Vives Lacouture, que si bien tienen proyectos agrícolas en la zona bananera, han recibido subsidios por más de 5.000 millones de pesos. O los Lacouture Dangond y Lacouture Pinedo, que han recibido subsidios por 5.235 millones. O los Dávila Abondano, por no seguir nombrando más, que han recibido 903 millones de pesos, siendo que su empresa comercializadora de productos orgánicos, tiene ingresos por 120 millones de dólares al año. ¿Es justo esto?


Más preocupante aun, es la responsabilidad que tienen los funcionarios públicos a cargo de la distribución de estos subsidios, porque a demás de no ser reembolsables y de no estar sujetos a impuestos, fueron otorgados en su mayoría a grandes empresarios con influencia política y personas involucradas directamente con el gobierno.


Todavía existen muchas dudas, faltan explicaciones de funcionarios, como la del ex Ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, que en su momento lidero estas iniciativas, y estamos esperando las declaraciones de los beneficiados o por lo menos una rendición de cuentas sobre la inversión de estos recursos. Hasta hora se ha pronunciado el contralor Julio Cesar Turbay Quintero, quien prometió hacer una minuciosa investigación sobre si hubo o no mal versión de fondos. Aunque que esperanzas puede tener uno de que se haga justicia, sabiendo que el contralor está siendo investigado por denuncias de una supuesta desviación de recursos y nómina paralela en la entidad. Definitivamente Robín Hood estaría feliz viviendo en Colombia.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Como "El Salado" hay muchos otros igual de salados

Por estos días, ha vuelto a sonar la masacre de El Salado, hecha por los paramilitares AUC (Autodefensas Unidas de Colombia) el pasado 15 de febrero de 2000, en un corregimiento del Carmen de Bolívar, en los Montes de María.

Por: Ana María Mariño



La masacre ha vuelto a la mente de los colombianos por el esfuerzo hecho por diferentes medios de comunicación, entre los que más suena Semana, La W radio, Caracol Televisión y otros, que por medio de manillas intentan que la gente tenga en la memoria la matanza durante 5 días de cerca de 100 ciudadanos de este corregimiento, por bandas de 450.

Los hechos, a pesar de que son trágicos hay que recordarlos, ya que el que olvida su historia esta condenado a repetirla, y nosotros los colombianos hemos sufrido muchas matanzas que de muchas formas se habían podido detener si fueran parte de la memoria colectiva, que tiende a olvidar muy rápido, en un país con una historia tan sangrienta. El 15 de febrero llegaron a el pueblo de El Salado, 450 paramilitares del bloque norte de las AUC al mando de Carlos Castaño, Salvatore Mancuso y “Jorge 40”. Desde que los paramilitares llegaron a la zona empezaron a matar campesinos, en la carretera que une varias veredas de los montes de María matando campesinos, lo cual puso en alerta a ciudadanos de El Salado. Los tres escuadrones que se encontraron en el camino iban matando con el argumento de estar atacando a las guerrillas civiles que estaban en este corregimiento.

Tras la alarma en la población, los habitantes corrieron a esconderse en sus casas, pero el helicóptero que estaba acompañando empezó a atacar la calle de principal. Uno de los grupos hizo la “encerrona” mientras que los otros dos, iban de puerta en puerta sacando a todos los habitantes hacia el parque principal. En este los separaron en 3 grupos, los de las mujeres, los hombres y los niños. Las mujeres fueron obligadas a cocinarles a los paramilitares mientras estaban en el corregimiento. A parte, de que vieron como mataban a sus esposos, hijos y vecinos tuvieron que alimentarlos, lo cual explica muchos de los traumas de los sobrevivientes.

Después del primer muerto, quien fue asesinado al frente de todo el pueblo con una bolsa de plástico en la cabeza, los paramilitares sacaron los instrumentos de la Casa de la Cultura, cuentan los relatos que a medida que iban haciendo música iban asesinando. También saquearon varias tiendas y donde habían equipos de sonidos los iban prendiendo. Los hombres fueron obligados a enumerarse y quien tuviera el número dicho por algún paramilitar lo mataban, sacándoles los sesos y mostrándoselos a todo el mundo. Con las mujeres, fue otra historia algunas fueron desnucadas y empaladas, mientras que una niña de tan solo 7 años murió deshidratada por haber sido amarrada a un tubo.

Esta es una de las masacres que por ahora esta sonando mucho y esta volviendo a la memoria colectiva de los colombianos, pero y el resto?? Toca esperar a que otra periodista investigue y saquen manillas o simplemente saber que en nuestra historia hay campesinos muertos por los sanguinarios de los guerrilleros y paramilitares que sin ningún corazón ni justificación acaban con la vida de muchas vidas de civiles inocentes que tal y como dice en la página de verdad abierta “Esa guerra no era de ellos”.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Juanes y la nueva revolución cubana: La novela del 2009

Por estos días Juanes está en el ojo del huracán por cuenta del concierto que ofrecerá en Cuba el próximo 20 de Septiembre. Con la cruz a cuestas, nuestro cantante no dará su brazo a torcer.

Por: María F. Rojas


El concierto que Juanes planea dar en Cuba este mes se ha convertido en una verdadera telenovela, en la que los protagonistas son el artista colombiano y los cubanos seguidores, contradictores y aquellos que no saben o no responden porque no quieren o porque simplemente no pueden.

Como cualquier culebrón latinoamericano, esta “novela” está marcada por los amores y los odios intensos. Por un lado están aquellos que de manera decidida han optado por darle la espalda a Juanes, porque no les cabe en la cabeza la idea de que el cantante “apoye” un régimen que ha maltratado la democracia y la libertad del pueblo cubano. Por otro lado están los que se han declarado partidarios irrestrictos del concierto y se sienten identificados con la propuesta del cantante.

Tal como sucede en las novelas, ahora que estamos en el punto más álgido de esta trama, las especulaciones son inevitables. Desde mi punto de vista la posición que ha tomado Juanes no tiene que ver con un interés maquiavélico. Él se ha caracterizado por ser un personaje con un alto sentido social, y lo ha demostrado de múltiples maneras. Su trabajo por aquellos que han sido víctimas de la violencia en nuestro país o su concierto “paz sin fronteras”, son un claro ejemplo de su compromiso con Colombia y con Latinoamérica.

No obstante, si bien considero que en el concierto no existe ninguna afiliación política, entiendo el desconcierto, y en algunos casos el repudio de muchos de los exiliados cubanos en el exterior, ya que aunque Juanes ha dado sus razones para llevar a cabo este concierto, es inevitable que aquellos que son consientes de las arbitrariedades que se vienen cometiendo en su país durante las últimas décadas, comprendan la intención del artista. Es probable que para ellos, el hecho que Juanes vaya a Cuba teniendo conocimiento de todos los infortunios a los que han sido sometidos los cubanos, sea una forma de legitimar los actos del régimen castrista.

Y aunque sus inquietudes son totalmente válidas, pienso que al ser tan recalcitrantes con este tema, están cayendo en el mismo error que tanto le critican al régimen. ¿Por qué privar al pueblo cubano de un concierto que probablemente sea la única forma de esparcimiento que se les permitirá en mucho tiempo? En este sentido, los exiliados cubanos deberían sopesar entre sus antipatías con el régimen y la felicidad, así sea momentánea, de sus coterráneos.

Como una “espectadora” ajena a las pasiones que despierta este tema, yo veo en este concierto una pequeña ventana que se abre para los cubanos, en un contexto en el que el régimen está atravesando por una transición lenta pero segura. El reto para Juanes y sus colegas será llevar su mensaje de esperanza a un pueblo que tanto lo necesita, sin dejarse coaccionar por el régimen o por los contradictores cubanos. Sin embargo, como cualquier novela, será necesario esperar el desenlace para poder sacar verdaderas conclusiones.

lunes, 14 de septiembre de 2009

!!!URIBE MEDITALO POR FAVOR!!!

Últimamente el ambiente político y de opinión del país gira en torno al referendo reeleccionista, los mecanismos utilizados para lograr su aprobación y las implicaciones que tendría un tercer mandato dentro de la democracia y las instituciones del Estado.
.
Por: Melissa Rios S.

Si bien la gestión de Uribe como presidente ha sido exitosa, primordialmente en asuntos de seguridad, logrando la disminución del pie de fuerza y campo de acción de los grupos guerrilleros, consiguiendo la desmovilización de militantes principalmente paramilitares y reconstruyendo los lazos de confianza entre la población, sociedad civil y FFMM. Y ha sabido enfrentar habilidosamente conflictos con otros países, ganando confianza y respaldo de los colombianos, como recientes encuestas lo demuestran. Su gobierno también ha tenido muchos baches y falencias, en términos de igualdad social y ahora con el referendo, se hacen más notables los vicios del abuso de poder, la corrupción, peculado y otros “instrumentos” a los que un gobernante no debería apelar.

Existen ciertas dudas sobre los procedimientos que ha utilizado Uribe y su gabinete para que el referendo haya pasado en el congreso, pues se les ha acusado de comprar votos, conceder notarias y ofrecer prebendas, a cambio de obtener los votos necesarios para que esta reforma pudiera pasar a la Corte Constitucional. Obviamente son inocentes hasta que se compruebe lo contrario, pero todos estos rumores generan descontento y decepción, no solo entre los que apoyábamos al presidente, sino entre sus rivales políticos, que no vemos esta contienda electoral como justa y creemos que el equilibrio de pesos y contrapesos que la democracia tanto defiende, se está desmoronando, ante un titán que ha demostrado saber llevar las riendas del país, pero que debería ser más prudente y pensar mejor su deseo presidencial, el cual lo podría poner en el ojo del huracán y opacar todas las acciones buenas que ha tenido su gobierno.

Los colombianos hemos tenido que lidiar por mucho tiempo con injusticias sociales, económicas y políticas, porque lastimosamente nuestros representantes han estado involucrados en problemas de corrupción, de deshonestidad, donde nosotros “el pueblo” siempre hemos sido las víctimas, y cuando por fin veíamos en Uribe una figura de cambios positivos, vemos que está desvirtuando ese concepto de poder y utilizándolo para su beneficio, por esto creemos que no es correcto para nuestro país caer en todos esos lugares comunes, hora de parar antes que las cosas se extralimiten y no haya quien o que contenga todo ese poder.

Estando a vísperas de una elección presidencial, los colombianos tenemos el derecho de conocer nuevas opciones, planes de gobierno que propongan soluciones económicas y mantengan esa mano dura que tanto proclamo Uribe y dio buenos resultados, pero la indecisión y el ambiente de expectativa que ha generado el “silencio” de Uribe (porque él no ha anunciado públicamente su deseo de ser candidato, lo han hecho sus aliados políticos), esta reprimiendo la aspiración de muchos, dejando a los colombianos sin mucho de donde escoger.

Lo único que nos queda es esperar la decisión de la corte o que Uribe se pronuncie y decida no lanzarse para preservar los principios básicos de la democracia y dar paso a una contienda justa y sin desventajas para las partes. Solo el tiempo nos hará saber el futuro político de Colombia, el cual espero sea el mejor y si es posible transparente, no pierdo la esperanza… y ustedes?

jueves, 27 de agosto de 2009

Cano. Tapando el sol con un dedo

Las últimas declaraciones de “Alfonso Cano” concedidas a la revista Cambio, han resultado ser una total contradicción de lo que los colombianos hemos venido advirtiendo en los últimos años con relación a este grupo guerrillero.
Por: María F. Rojas

¿Qué las FARC no están en crisis? pareciera ser que los hechos demuestran lo contrario. No obstante, “Alfonso Cano” fue enfático en afirmar que los golpes que esta organización ha recibido, particularmente en los dos últimos años, no han repercutido de manera negativa, ni en su estructura, ni en su moral, ni en sus finanzas.

Cuesta trabajo creer que lo que asegura el jefe guerrillero sea cierto. Los colombianos hemos sido testigos de los duros golpes que se les han propinado a este grupo. La sola “Operación Jaque” sirvió para que el gobierno ratificara que su lucha contra el terrorismo está dando frutos, y las pérdidas de miembros tan importantes como Raúl Reyes, Tirofijo, ‘Martín Caballero’ y el ‘Negro Acacio’ además las capturas de Alias Sonia y Simón Trinidad, han resultado ser devastadoras para la estructura de esta organización.

Otro de los cuestionamientos que se derivan de las declaraciones del máximo comandante de las Farc son las que están relacionadas a las pruebas que se han encontrado en las que se relaciona al grupo que él dirige con gobiernos de otros países. Cano calificó las evidencias encontradas en los computadores de “Raúl Reyes” y el video en el que el “Mono Jojoy” aparece hablando de los aportes en la campaña presidencial de Rafael Correa como una simple estrategia mediática en la que hay “una burda manipulación propagandística de los gobiernos de Colombia y Estados Unidos”.

No obstante, cabe recordar que en su momento (específicamente el 12 de mayo de 2008), el secretario General de Interpol, Ronald Kenneth Noble, dio fe la veracidad de la información contenida en los computadores de Reyes, luego de que 64 expertos de ese organismo analizaron los 3 computadores, las 3 memorias USB y los 2 discos duros que se decomisaron durante la “Operación Fénix”, y que el video del “Mono Jojoy” no es más que la confirmación de las cercanas relaciones de funcionarios como Larrea y Chauvin con este grupo narco-terrorista.

Sin embargo, lo que más malestar genera en todo este asunto es leer como Cano se refiere a los secuestrados como “prisioneros de guerra” y justifica su inaceptable proceder como consecuencia de la “confrontación militar” que existe en este país. El secuestro, en cualquier contexto, es un acto que atenta contra los Derechos Humanos, y se constituye en un delito que NO tiene excusa, más aún cuando los privados de la libertad son personas completamente ajenas a un conflicto que se ha transformado en una burda lucha por el poder.

Esta entrevista deja un sabor amargo. Con esto se entiende que los máximos líderes de las FARC están tratando de persuadir a la opinión pública y a los colombianos en general, de que su “lucha” es tan válida y vigente como lo fue en el pasado. Cano se esforzó en mostrar una imagen fuerte, pero lo que se infiere de sus respuestas es una actitud poco conciliadora y un discurso igualmente radical al de su antecesor “Manuel Marulanda”. Un mensaje contradictorio y poco esperanzador.

domingo, 23 de agosto de 2009

Y aún así nada esta dicho...

Luego de ser aprobado el texto del referendo reeleccionista en el Senado, el pasado miércoles, han surgido muchas suposiciones alrededor de la legitimidad que tiene el proyecto de ley, que abarca tanto a los que lo votan como el procedimiento legal que se ha desarrollado.
Por: Margarita Lopera
Mucho se ha especulado sobre el debate que se realizará el próximo martes en el Congreso, cuando los representantes de la Cámara discutan el texto del referendo reeleccionista. Una vez aprobado en el Senado, el pasado miércoles, con 56 votos a favor y 2 votos en contra, los opositores de esta reforma constitucional han expresado la crisis que afrontaría la constitución por la manera en que se está aprobando ésta enmienda, en partituclar por la presión que se está ejerciendo sobre algunos congresistas para que voten a favor, sin olvidar la cantidad de congresistas investigados por la Alta Corte.

Estos tres factores se han convertido en un punto que no se puede dejar de lado cuando se habla de referendo reeleccionista. En efecto, varios opositores de dicha enmienda constitucional han afirmado que el proceso que se desarrolla a contra tiempo, y por ello sectores uribistas se han encargado de agilizar el proceso para que Uribe pueda ser reelegido en las próximas elecciones.

Por esa razón, se ha dicho que el proyecto reeleccionista puede tener vicios constitucionales que se han pasado por alto. Sin embargo, si existen dichas anomalías de fondo y forma será la Corte Constitucional, el ente encargado de decidir la constitucionalidad sobre la convocatoria a referendo del proyecto reeleccionista para reformar la constitución; es decir, si hay vicios de procedimiento en su formación. Antes de esa decisión sólo se pueden hacer suposiciones, al ser la Corte Constitucional “la entidad judicial de Colombia que propende por salvaguardar la integridad y supremacía de la constitución”, y su sentencia será la que determine si es un acto exequible o inexequible.

Por otro lado, hay quienes aseguran que los congresistas están siendo presionados para votar a favor este proyecto de ley, pero aún no se ha identificado cómo son presionados, ni quienes son las víctimas. Antes bien, las actuales investigaciones que está realizando la Corte Constitucional es una manera de mostrar no sólo el control que se está ejerciendo para que los congresistas cumplan con sus funciones correctamente, sino evitar que actúen bajo la presión o movidos por intereses personales.

De hecho el miércoles en la tarde, la Alta Corte ordenó registrar la casa de dos congresistas, Alirio Villamizar y Juan Manuel Corzo que son investigados por recibir notarias a cambio de votar por la reelección de año 2006. Asimismo, en este momento 86 representantes de la Cámara son investigados por la Corte Suprema de Justicia por prevaricato. Esto sería un indicio que los senadores que votaron a favor y los representantes que lo harán, habrán votado por convicción y no movidos por intereses.

Así pues, el futuro del referendo reeleccionista aún está por verse y serán las entidades judiciales las encargadas de decidir la legitimidad que se deriva de proyectos como el referendo reeleccionista. Y las acusaciones que han surgido sobre este proceso serán verdad cuando sean comprobadas bajo la ley y no por supuestos.

viernes, 21 de agosto de 2009

Piedad Córdoba, senadora multifunción?

La senadora Piedad Córdoba, es también mediadora en las liberaciones de secuestrados y ahora busca además reestablecer las relaciones con Ecuador por medio de creación de bases de paz. Puede un senador desempeñar todas esta funciones?

Por: Ana María Mariño

La senadora Piedad Córdoba, se ha atribuido nuevas funciones. A pesar que la sociedad colombiana acepta su labor “liberando” secuestrados y consiguiendo pruebas de supervivencia de los retenidos, ahora busca reestablecer las relaciones con Ecuador por medio de creación de bases de paz.

Los últimos actos de la senadora han llevado a que se formulen preguntas como: ¿son sus actos parte de la labor como senadora? ¿es la constitución política colombiana tan permisiva con respecto a las funciones de los senadores? ¿hay tanta claridad en sus acciones tal y como lo afriman sus adeptos?.

Para empezar, Piedad Córdoba fue escogida como senadora por los votantes colombianos, lo que significa que representa a los ciudadanos. Esta función que le fue dada, le da las facultades para votar en decisiones que afectan a la sociedad, entre muchas otras labores, pero de la misma forma tiene acciones que no serían permitidas por la constitución. Es así como algunas de sus labores, a pesar de que han beneficiado a algunos, no necesariamente responden a las funciones para las cuales fue escogida por la sociedad colombiana.

Como se sabe, la senadora ha tenido reuniones secretas con el grupo terrorista FARC, y además de los pasados encuentros con los presidentes de Venezuela y Ecuador, con el cual quiere llevar acabo en este territorio una bases de paz. Sin embargo los encuentros de Piedad Córdoba estarían violando el inciso 4 del artículo 136 de la Constitución Política, en el cual se aclara que los congresistas no deben de tener algún efecto sobre las relaciones diplomáticas ni haber asistido a reuniones secretas. Pues, esto podría afectar las comunicaciones entre as Farc, el país y el gobierno, único ente encargado de llevar acabo esta función.

Por otro lado, aunque las acciones de la senadora están buscando que familias afectadas por la violencia y el secuestro se sientan incluidas en la política, surge la interrogante acerca de qué va a pasar en un futuro si Piedad Córdoba deja de hacer este tipo de labores?. Las reuniones y los diálogos con las FARC deberían llevar un trámite legal, de tal forma que se pudiera constituir como política pública, y tener una representación legal, para que de esta forma perdure en el tiempo los “buenos actos” de la senadora sean significativos. Al igual que su labor de mediación, la cual no debe estar representada únicamente en su figura sino en un ente cuya labor sea siempre la misma sin depender de las múltiples funciones que desempeña la senadora.

Retiro como Ministro de Defensa